Acuerdo En El Prm


¡Saludos a todos!

Luego de un prolongado período de inactividad, causado por mis compromisos laborales y, sobre todo, a la culminación -¡Gracias a Dios!- de nuestra tesis para optar por el título de Licenciado en las ciencias de la comunicación social mención periodismo, he decidido retomar los escritos que emito a través de mis redes sociales y la prestigiosa página Consuelo City.

En este reinicio quiero abordar la eventual alianza entre los dos líderes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader e Hipólito Mejía, la cual ha provocado opiniones diversas a favor y en contra.

La opinión de los que refutan la alianza entre Luis e Hipólito, más que una reflexión acerca de la pérdida de democracia viene siendo un reclamo, una actitud revanchista por la decisión de los dos consortes que sostienen el liderazgo del PRM a nivel nacional.

Quién ha dicho que la alianza que pretenden solapar los dos líderes (ahí es donde está la sospecha) es contraproducente. ¡No! Ya que de todas formas se irá a una convención donde votarán los militantes y seguidores de esa organización política.

A ningún candidato se le ha dicho que retiren sus aspiraciones, a sabiendas de que este pacto representa un obstáculo difícil de superar.

Es más, esta aptitud debe ser valorada en su justa dimensión, ya que manifiesta madurez entre las dos figuras preponderantes del PRM.

El malestar radica en que los que no fueron ungidos con el apoyo de estos dos líderes se saben derrotados, pues esta mancuerna sería invencible, no sólo por el apoyo de Abinader y de Mejía sino por las cualidades manifiestas por José Ignacio Paliza, senador de Puerto Plata y candidato a la presidencia de ese partido, respaldado por la corriente de Luis Abinader; y Carolina Mejía, quien aspira a la secretaría general con amplias posibilidades de ganar, pues tiene el apoyo irrestricto de su padre el ex presidente Hipólito Mejía.

 

Pérdida de democracia interna sería el hecho de imponer a los militantes estas dos candidaturas sin el consentimiento de las bases, pero como la convención tiene fecha inminente -este 18 de febrero- no es cierto que la democracia en este proceso interno esté perdida.

Apuesto a que si estos dos líderes hubieran apoyado a otros de los varios aspirantes a las dos posiciones más codiciadas (presidente y secretario general) estos tendrían otro semblante, otra aptitud; y tal vez fueran Paliza y Carolina quienes estarían en la misma tesitura de los que hoy cuestionan el pacto o acuerdo (¡o como quieran definirlo!).

Como puse entre paréntesis en principio, lo que resulta sospechoso y llama a suspicacia es la forma solapada en que Luis e Hipólito han manejado el asunto al no clarificar el acuerdo entre ellos para que a si los militantes de ese partido tengan conocimiento del alcance del pacto.

Nadie puede cuestionar a Hipólito al decidir respaldar a su hija a la secretaria general del PRM, como tampoco se puede objetar la determinación de Abinader en procurar que uno de sus seguidores, en este caso Paliza, procure aspirar a la presidencia de la organización.

Lo que se puede presumir es el hecho de que tanto Mejía como Abinader estarían evitando caer en el error de imponer candidaturas, conociendo las aspiraciones de varios de sus allegados a las posiciones de elección en el PRM.

En política todos tenemos derecho a aspirar, sin embargo, la realidad es un muro de contención que nos dice si esas aspiraciones pueden florecer o marchitarse en el camino.

Lo importante para los perremeístas es que este acuerdo, a pesar de todo, garantiza la unidad. Y si su convención resulta un éxito, la siguiente fase que es la que desborda realmente las pasiones - elegir al candidato presidencial- tendría menos complicaciones.

¡Hasta la próxima!

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.