La Huelga Azucarera De 1946


Papo Lugo

En el año 1930, el antiguo Partido Obrero Independiente había desaparecido, sobrevivía una anémica Confederación del Trabajo antes de 1930, surgía un nuevo impulso  en materia social.

En el año 1942, Trujillo indico al Congreso que aprobara una Ley para regular los contratos de Trabajo. La Confederación fue resucitada, activándose su maquinaria. Se creó un Ministerio de Trabajo y Economía Nacional, siendo su Titular el Señor Jesús María Troncoso, se estableció un Departamento de Trabajo dentro del Ministerio. El Congreso comenzó a recibir Leyes y Normas para una sanción de rutina. En el año 1946, La Legislación del Salario Mínimo se extendió a la Industria Azucarera, Los Sindicatos se Multiplicaron Rápidamente; para 1946, figuraban Registrado más de 150, algunos eran solo estructura y fachada: Otros eran de influencias Comunistas estimulados por los logros de la guerra Rusa.

La Confederación del Trabajo tenía dos propósitos: Favorecer los intereses de Los Trabajadores y servir como instrumento de control Gubernamental Constituyéndose en una Celdilla de la estructura del Poder.

El Momento culminante del Movimiento Obrero se dio en Enero de 1946, al comenzar La Zafra, fecha en que estallo una Huelga en La Romana, Corazón de la Región Azucarera  Oriental. La situación había venido por los disturbios suscitados a finales de 1945, instigados por agitadores Comunistas provocando Incendios  y Descarrilamientos de Trenes. Esa fue la única Huelga importante que tuviera éxito en La Era de Trujillo, esta se propago a los Ingenios Azucareros de San Pedro de Macoris, fue tan fuerte que ni el Ejército de Trujillo pudo sofocarla.

La Huelga duro dos semanas y mereció la atención de los más altos Funcionarios del Gobierno, obteniendo los Trabajadores lo que pretendían: Aumentos en los sueldos, duplicación de los Salarios a los Trabajadores del Campo, no hubo violencias ni represión por parte del Gobierno durante La Huelga, las represalias vinieron después del arreglo, varios dirigentes fueron asesinado, aparentando suicidio.

El más prominente de los dirigentes Obreros de esa época lo era Mauricio Báez, aunque no tenía mucha Instrucción Académica, era bastante inteligente, era un buen Orador y tenía muy buena comunicación con el Exterior, sin embargo no era un hombre manejable, sus opiniones de Extrema Izquierda lo forzaron a Exiliarse junto a Nando Hernández en la Embajada de México en Santo Domingo y luego en La Habana Cuba, donde en  1950,  fue Asesinado por orden de Trujillo.

Esta Huelga hizo que El Congreso dictara Leyes que restringieran Las Huelgas, y Los Sindicatos fueran sometidos a estrecho control.

Los Sindicalistas más sobresalientes de esa época eran: Mauricio Báez, Nando Hernández, Dato Pagan, Freddy Valdez, Justino del Orbe, Teódulo Guerrero Montas, José Antonio Félix, Juan Niemen y  Manuel Tuna.

Mauricio Báez, fue apresado en el Ingenio Consuelo, acusado de violar la Propiedad y agitar a los trabajadores, fue soltado esa misma esa misma noche.

Fuente: Robert D. Crassweller, La trágica Aventura del Poder Personal.   

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.