23 Personalidades


Saludos a todos!

Con mucha razón varios intelectuales han coincido en que el hombre es el depredador más temible bajo la faz de la tierra. Un cazador furtivo capaz de maquinar las más horrendas e inexplicables situaciones, por más crueles que sean.

Al referirme al hombre, no excluyo a la mujer, que como nos enseña el libro más sagrado de la tierra (La Biblia) nació de la costilla de Adán, quien dormido en un sueño profundo, fue objeto de nuestro creador para esculpir un ser semejante (aunque diferente en género) que le hiciera compañía.

Este preámbulo (y lo admito, me encantan los preámbulos) es el comienzo de una reflexión profunda, la cual nos obliga, luego de conocer los episodios sangrientos que han consternado al país, a echar un vistazo a toda esta desenfrenada escalada de violencia y maldad que se está evidenciando cada día en nuestro país.

Antes de los sonados casos de Emely, Dioskhary y Rosalinda fue el joven Fernely, cuyo asesinato agitó a la opinión pública, a la vez que estremeció los altares de la iglesia católica, pues un miembro de esa sagrada institución admitió haber cometido el hecho.

Pero si hacemos reminiscencia, encontraremos en el pasado hechos con la misma crueldad: El niño Llenas Aybar asesinado hace más de 20 años; la niña Carla Masiel, encontrada muerta en el pasado reciente, cuyo uno de los implicados en el caso alega que la jovencita fue muerta para quitarle los órganos.

Todo esto es un indicador de que la mente humana puede ser despiadada y proclive a aguardar los más insospechados pensamientos, independientemente de la distancia en el tiempo o los cánones religiosos.

No es la primera vez que un padrastro es acusado de violar y hasta de matar a su hijastra (o hijastro), eso obliga a que las madres con todo el derecho a rehacer sus vidas luego de una separación, tomen precaución a la hora de decidir unirse sentimentalme con una nueva pareja.

No es de sorprender que a una niña de apenas doce años se le permita tener un noviazgo con un adolescente de mayor edad, pues esta inversión de valores ligada con la excusa de la pobreza, que más que indigencia material es pobreza mental, no deja dudas de hasta donde puede llegar la ignorancia humana. Esto trajo como consecuencia que luego de cuatro años de relación la joven salga embarazada y posteriormente asesinada por éste joven, - su novio-, que en su inmadurez no quería ser padre, pese a que podía sostener la criatura sin ningún inconveniente, ya que su madre, - cómplice-, posee una posición económica envidiable.

Castigar estos hechos es una alternativa inmediata y obligada. Propiciar una pena ejemplarizante será el consuelo de las familias que perdieron a sus seres queridos, mas no es la solución a estos casos que seguirán su marcha, hasta tanto no se reflexione y se oriente acerca del rumbo que estamos tomando como sociedad.

Se redunda al referirse a la inversión de valores exorbitante que se vive, sin embargo es necesario seguir con el tema, pues es una de las maneras de seguir creando conciencia.

Hoy fueron estos adolescentes que pierden sus vidas a muy temprana edad, pero el camino sigue abierto a que casos como estos, que han dado de que hablar, continúen sucediendo; si no le buscamos la solución, pero una solución integral, profunda no superficial.

Hasta la próxima.

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.