Decir Adiós


Un año que toma sus maletas para despedir todo lo que fue, lo que pasó, y lo que ya solo forma parte del ayer. Fueron 365 días para ganar, perder, llorar y reír. Porque todo tiene su tiempo. Y cada página del libro de la vida es un proceso, un camino que todos debemos seguir, sin temor a fallar o a equivocarnos. A fin de cuentas: todo lo negativo trae recompensas, y no podemos aprender, si antes, no ensayamos. Vivir es eso: caer al suelo y ponernos de pie, nueva vez. Es la forma en cómo observamos todo lo que nos hace ser quiénes somos. Por lo general, andamos de prisa, o tan solo regalamos breves instantes de atención a aquellos que amamos. Aprovechemos los poquitos días que nos quedan para revalorizar.

Estoy segura de que algo importante alguien aportó a nuestra vida. Sea bueno o malo, no importa. Igual fuiste la pieza indicada en algún momento del rompecabezas de la existencia. Y demos gracias por la ayuda desinteresada.

Deseo que en este 2016 todo lo que dejamos a medias, se materialice. A fin de cuentas no existe mejor instante para empezar que un libro nuevo, en blanco. Millones de cosas hermosas para ustedes. Venturoso y próspero 2016.

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.