¿Lino Estará En La Jugada?


¡Saludos a todos!

Ya no se puede decir que los acuerdos de aposento solo eran patrocinados por Peña Gómez, para solucionar problemas internos del PRD, y cuya práctica resultó ser una tradición para los compañeritos satisfacer egos, malquerencias e inconformidades. Esta exclusividad se perdió y se ha diversificado en otras organizaciones políticas que tiempo atrás renegaban y criticaban esa tan “¡ reprochable y antidemocratica norma!”.

El entendimiento entre Leonel Fernández y Danilo Medina, líderes indiscutidos del PLD, aunque el último muy por encima del primero, se logró gracias ha un acuerdo que posibilitó la aprobación de la reforma a la constitución, pero, sobretodo, libró al ex presidente Fernández de una derrota humillante he innecesaria.

Ahora bien, dentro de los 15 puntos del pacto entre ellos, el número cinco establece lo que sería la manzana de la discordia en los municipios controlados por el PLD: “Mantener a los actuales incumbentes en las alcaldías y los distritos municipales, siempre y cuando se demuestre un buen posicionamiento electoral en sus respectivas comunidades, en este caso, se excluyen las candidaturas reservadas para fines de alianza.

Si se analiza en su justa dimensión este artículo se podría inferir que en el seno del PLD ninguna candidatura estaría garantizada, por lo que como dice el refrán: el que tenga más saliva que coma más pinole (gofio)”.

En el caso del Municipio Consuelo, donde la dirección del cabildo está en manos del PLD, el incumbente es Lino Andres Manzanillo Fulgencio (Johnny) para él el panorama podría pintar oscuro, puesto que con todas las inconformidades de la dirigencia local, la imagen de persona autoritaria y con la competencia interna que le acecha, su estadía en el ayuntamiento podría estar llegando a su fin.

Si se utiliza un instrumento de medición correcto y efectivo es muy probable que los datos dejen mal parado al alcalde, a menos que comience un recorrido de acercamiento, a la militancia peledeísta (haber si le aceptan), el cual le resultaría largo y tedioso, por tantos dirigentes distanciados y cuyo objetivo propuesto es sacarlo del ayuntamiento.

Pero supongamos que el síndico logre revertir la percepción negativa que le endilgan y pueda hacerse con la nominación del partido, tampoco estaría asegurando su reelección, ya que habría que incluir en la ecuación el acuerdo que se está gestando entre el PLD y el PRD, y habría que determinar si esta plaza estaría dentro de las reservadas para fines de alianzas.

O si para evitar contratiempos he inconvenientes insalvables que impidan una alianza efectiva, se miden todos los candidatos y precandidatos de las organizaciones que conformarían el acuerdo de unidad nacional, lo cual sería lo ideal; así no se crearían fricciones, ni se argumentarían alegatos que en vez de beneficiar perjudicarían.

La única ventaja de Fulgencio, la cual no es determinante, es ser el actual alcalde, eso le serviría como defensa, sin embargo podría ser anulada si las mediciones no arrojan resultados favorables, a menos (según mi contertulio Chiqui) tenga un as bajo la manga que le permita estar en la jugada.

“La piñata (ayuntamiento) es una sola y existen muchos niños (candidatos)”.

¡Hasta la próxima!

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.