El Hombre Es Un Tigre Callao


¡Saludos a todos!

En uno de mis artículos (Al conceptualizador le está faltando sensatez) explicaba lo que desde mi humilde percepción haría el ex presidente Leonel Fernández, donde argumenté que negociaría un acuerdo viable para no ir al paredón.

Lógicamente no habría que ser un Nostradamus para entender lo que venia si el León (como le llaman a Fernández) mantenía su aptitud disonante ante sus pares del comité político, los cuales le dieron un mandato y hasta último momento rehusó acatar.

Lo que uno a veces no entiende es como un personaje con las luces y la capacidad del ex presidente yerra de una forma tan tonta y sin necesidad.

Danilo Medina, quien hasta el momento no se ha referido al tema en público, es lo que en el argot popular llamamos “un tigre callao”. Con todas las herramientas en las manos y una aprobación elevada, sabía que no era necesario iniciar un debate con Leonel, el cual está disminuido, y arrastrando a sus acólitos hacia el precipicio, donde él iría al frente.

Ya el tema de la repostulación del presidente estaba bordeando los limites, llevando al PLD a lo nunca antes visto: la división.

La realidad es que estuvieron a punto, sin embargo no llegaron al extremo y supieron ponerse de acuerdo, reafirmando lo que siempre he dicho: los peledeístas tienen vocación de poder; y, ciertamente, actúan como una corporación, lo cual les ha dado resultado.

La verdad que la postura de Fernández fue contraproducente para él y sus aliados, quienes estaban siendo vistos ante el electorado como los malos de la novela, a quienes le caen todas las maldiciones y los deseos más vituperables.

Por otro lado, la oposición sabe que su objetivo ya no es el León, a quien estaban dispuestos a darle caza y con muchas posibilidades de ensartarlo; y ahora tendrán que medirse al que para ellos es la valla en el camino: el presidente. Danilo Medina.

Si no cambia la realidad social de aquí hasta el próximo certamen electoral lo más probable es que el presidente se reelija, pues cuenta con un respaldo popular ingente, lo que impediría que la oposición concretice sus deseos.

En ese mismo orden, de darse un acuerdo con el PRD (cosa que me resulta difícil de digerir, y de producirse no sería fácil concretizar por todo lo que conllevaría convencer a los perredeístas) el presidente Medina estaría reforzando aun más su eslogan: “haciendo lo que nunca se ha hecho”.

Con su propuesta de un gobierno de unidad que incluya al partido blanco, Medina trataría de integrar a sectores que no se han beneficiado del gobierno y de paso revitalizar su posible nueva gestión que se vería un tanto monótona por todos los años en el poder que tendría el PLD.

Tranquilo, sin mucho discurso ni apelando a la retórica, siendo astuto, prudente y cauteloso, el presidente es lo que llamamos “un tigre callao”

¡Hasta la próxima!

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.