Salud Pública Y Su Personal


Latinohit3@gmail.com

Saludos a todos!

Siempre he sido renuente a comparar nuestro país, tercermundista de por sí, con las grandes naciones que ya han dejado atrás, los problemas de orden prioritario, para ascender a otros renglones que tienen que ver más bien con la supremacía mundial.

Sin embargo, por esto no podemos dejar de lado las grandes deficiencias de nuestro Estado; sobretodo en lo referente a los renglones neurálgicos de una nación, como son la seguridad ciudadana, la educación, la alimentación, la asistencia social, y hago hincapié, sobretodo; en la salud.

Es patético, y hasta cierto punto denigrante, visitar los hospitales públicos, que forman parte de nuestro sistema de salud.

El tener que apersonarse al hospital Ángel Ponce o referirse al Regional Antonio Musa es una odisea interminable que demuestran las carencias y deficiencias de Salud Pública, pero sobretodo agitan la sensibilidad humana.

Mi ortopeda, me recomendó realizarme la segunda intervención quirúrgica en el hospital regional, ya que, por suerte, posee los mejores equipos que clínica alguna tenga en San Pedro de Macoris, sin embargo el trato hospitalario es sumamente deficiente a tal punto que luego de operarme tuve que pedir que me refieran a una clínica.

Ahora bien, los que tienen que verse en lúgubre situación de permanecer internados a espera de que le den solución a sus problemas, están sujetos a la buena de Dios, ya que aparecen unos “individuos” sin el más mínimo sentido de la solidaridad, el trato afable, y al parecer, se les olvido el juramento Hipocrático.

Es muy cierto que el presupuesto de Salud Pública no se corresponde con la realidad del país ni da abasto para la gran cantidad de personas solicitantes de servicios, sin embargo cuando le sumas también la deficiencia de su personal es aún más terrible la situación.

En EE.UU. sus ciudadanos prefieren el sistema de salud pública muy por encima de las clínicas, no tanto por la salud garantizada, sino también por las comodidades, y complacencia del personal que labora en los hospitales.

No es que aquí no haya médicos y enfermeras con sentido correcto de su trabajo (los hay), pero en clínicas abundan más; lógico pagamos por el servicio, en salud publica no.

Logramos el 4% para la educación y los frutos de eso lo estamos viendo. Ahora procuremos por mejor presupuesto y mejor personal para salud pública.

Hasta la próxima ¡
Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.