PERDERSE PARA ENCONTRARSE...


arlene.reyes@gmail.com
@arlereyes


Treinta jóvenes. Treinta cabezas con razonamientos y pensamientos distintos, pero con un objetivo en común: ser buenos representantes de Quisqueya mientras estudiamos mandarín. Sin embargo, a pesar de los innumerables trasnoches y desvelos que afloran por la intensidad de nuestro programa educativo, siempre son ocurrentes las travesías culturales. Y así, Edgar Álvarez, Amalia Ramírez y Laura Castellanos, y algunos otros, decidimos emprender la aventura hacia Pinxi, con el fin de disfrutar del Festival de Linternas, que se celebra en la Isla Formosa, como cierre de los eventos de año nuevo chino, en el que cada quien escribe sus deseos, a través de una linterna inflable. Risas y complicidades. Mucho entusiasmo y cadenas de alegrías vociferan aires de juventud. Y ahí, al terminar la tradicional actividad. Cuando la estación del metro iba a cerrar, nos encontramos correteando, como cualquier adolescente, y uno se ve en el prisma de la vida. Se adentra en la magia de la existencia, y se da cuenta que nunca se es tan viejo ni tan joven para emprender un sueño, para volar con aires de libertad, de pureza. Cuando el aprecio por la vida se cuela en sesiones dulces y calladas, cuando pienso en que todo lo que crece un día pierde luz. Cuando veo la lluvia a oscuras y, extenuada, veo venir otro día. Al abrir los ojos, está la mañana en plena gloria. Cuando veo las horas que pasan tan deprisa y me queda tanto por vivir, por recorrer, que siento que el tiempo se dibuja en estaciones. En la dicha de acariciar un respiro. Allí pido a los segundos que no se jacten de mis cambios. Que no miren mis caprichos ni mi edad. Quiero que mi pecho archive corazones porque, si un día mis lágrimas inundan la voz de mi sentir, pueda ver a Dios en unos cuantos abrazos y en algunos labios la paz que consuelen mis derrotas. Porque es posible perderse, mas es absurdo no encontrarse. Toda entrada tiene salida. Todo saludo tiene un adiós. Todo beso tiene un suspiro. Es del vivir afligirse. Es necesario que me pierda entre letras y teclas, perderme en mucho más que un continente... Perderme para valorar las escasas oportunidades de los latidos...
1. 9-11 hemegencia

arturo sindico hombre trabajador 2016-2020

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.