Individualismo Egoísta


Saludos, mis amigos!

En la Biblia hay un texto que siempre ha llamado mi atención. En el libro de los Jueces 21.25, que es el último verso en ese libro, dice: “En aquella época no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía.”

Dos cosas para tomar en cuenta en lo que dice aquí la escritura:

  • Ausencia de autoridad, (no había rey)
  • Ausencia de normas, conducta al entendido particular o criterio individual, (cada uno hacia lo que bien le parecía).

 

Los que hemos estudiado la Biblia sabemos, que el producto de eso, en aquella época, origino una sociedad anárquica, caótica e irreverente, capaz de revelarse en oposición al mismo Dios que los creo y los cuido, haciéndose capaz de dañarse y casi destruirse a si misma.

En nuestra época moderna y contemporánea, debemos observar con cuidado nuestro comportamiento, al tiempo que hacemos nuestros aportes a fin de que no caigamos nosotros en el mismo tipo de conducta auto destructiva.

Frank Sinatra, actor y cantante norteamericano, popularizó en la década de 1970, una canción que fue escrita originalmente en 1967, en su idioma natal por un francés llamado Claude Francois, y que fue interpretada, más luego en el idioma español, por el cantante mejicano Vicente Fernández.


La canción titulada en nuestra lengua “A mi manera” hace una descripción de la manera bohemia y egocéntrica que vive un individuo que ha encontrado satisfacciones en sus vivencias aventureras, y sus experiencias placenteras, que superan cualquier circunstancias por adversas que hayan sido.

Esa es la manera en que la mayoría de la gente de nuestra generación le gustaría vivir: una vida sin compromisos sociales, o comunitarios, o religiosos, ni aun familiares. El vivir medalaganario, dando riendas sueltas a sus deseos, sin normas, ni restricciones que promuevan algún tipo de control a sus propias apetencias individualistas.

La gente evoca y reclama derechos, cuando no son capaces, ni quieren respetar sus propios deberes, que a la vez representan los derechos de la colectividad.
Esto es observable en cualquier ocasión:

-Vemos que un mecánico decide poner los autos que repara en las aceras por donde deben pasar sus vecinos

- Un pastor evangélico que lleva a los fieles de su iglesia y cierra cualquier calle, en cualquier sector, por dos o tres horas, impidiendo el paso de peatones y vehículos.

- El comerciante que convierte la calle de acceso al local donde está su negocio, en una rampa privada de carga y descarga de camiones.

- El albañil que convierte la calle y las aceras, en su lugar preferido para ligar su concreto, y verter sus materiales y escombros, sin importar si obstruye el paso, o si daña las vías.

- El dueño de un centro de diversión que hace de la vía su parqueadero y lugar para colocar mesas o lo que sea que le arroje beneficios personales, aunque todos los demás sean afectados.

En mi opinión, tanto en Consuelo, que es mi comunidad, como en otras poblaciones de mi país, la Republica Dominicana, veo diariamente esta conducta recurrentemente, que nos indican una repetición de lo que pasaba en la antigüedad en el Israel de la época de los jueces:

a- Una ausencia de autoridad, que se observa en la falta de respeto y cumplimiento de las normas, y

b- Un comportamiento individualista y egoísta, que afecta y daña profundamente la vida de las comunidades y la sociedad en general.

Este individualismo egoísta se está expandiendo y se va convirtiendo en algo casi normal. Cuidado y que esto no se propague y sea la regla que aprendan las generaciones futuras.

 

Mis bendiciones!

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.