Nos Dijeron Que Debemos Ser “Fuertes”


Hoy quiero hablar de las mujeres, de esas a las que vemos y damos por hecho de que son fuertes, que son capaces de soportar cualquier situación que se les presente, que no necesitan de nadie, que pueden llegar a soportarlo todo y que no les importa ser escuchadas, cuidadas o mimadas.

Esas mujeres fuertes que solo son buscadas para pedir ayuda, para que lleven parte de las cargas ajenas. Les hablan pensando que ellas no necesitan que las escuchen.

A las mujeres fuertes no se les pregunta si están casadas, si están sufriendo o cayendo, si tienen ansiedad o miedo, lo que importa es que siempre estén ahí; iluminando el camino de otros, extendiendo la mano a quien las rodean.

A esas mujeres fuertes no se les perdona nada. Si pierden el control, se convierten en débiles, si pierde los estribos se transforman en histéricas. Cuando las mujeres fuertes faltan un minuto se nota enseguida, pero cuando están se da por hecho su presencia.

Pero la fuerza que se necesita cada día, para ser una mujer así, nadie sabe de dónde sale. Pues nadie pregunta, cómo te ayudo a recargar tus energías.

Estoy segura de que todos conocemos a una mujer fuerte, puede ser tu mamá, tu hermana, tu novia, tu esposa o una amiga. Si tienes la oportunidad, hónrala, respétala, agradécele todo el trabajo que hace, abrázala, pues ella también necesita ser consentida, querida y saber que puede descansar en ti.

Esta idea de la mujer fuerte, no tiene nada que ver con estereotipos, ya con el simple hecho de haber nacido mujer, es un ser resistente por naturaleza, algunas féminas parten de esa premisa para hacer movimientos revolucionarios que busquen la igualdad de género, idea con la que no estoy de acuerdo. Por el solo hecho de ser mujeres venimos con una mochila llena de “deberes” y por qué querer asumir también los de los hombres. Que cada cumpla con su rol desde la equidad y el respeto. Por eso se nos exige tanto, por creer que podemos llevar nuestras cargas y las de todos los demás y si no lo hacemos, entonces somos débiles.

Y a ti mujer fuerte, que nadie te haga creer que si lloras eres débil, que si te quiebras es porque eres frágil. NO. Ya llevas mucho sosteniéndolo todo, date la oportunidad de descansar.

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.