¡Gracias Totales, Taiwán!


ARLENE REYES SÁNCHEZ
arlene.reyes@gmail.com/Twitter: @arlereyes
 

Taiwán, la Isla Formosa; una nación que dio tanto a los dominicanos, y en especial a muchos jóvenes y estudiantes de Quisqueya. Fui afortunada de ser parte de ellos. En junio de 2013, el Despacho de la Primera Dama anunció los nombres de los 30 jóvenes que viajarían becados a Taiwán, un programa especial, a través del cual permanecimos por un año conociendo la cultura de ese país y estudiando chino mandarín, con los auspicios del Gobierno de esa República, por medio de su embajada. Desde ese momento, leer mi nombre en la prensa, y no precisamente porque haya redactado el artículo, siendo elegida para vivir esta experiencia, cambió mi vida por completo, dejando en mi alma y corazón recuerdos imborrables, instantes que siempre marcarán mi existencia. De Taiwán, aprendí que la educación es primordial cuando se piensa en los avances de un Estado; que la seguridad ciudadana es vital para el desarrollo, que con ella se vive en paz y quietud; algo en lo que estamos en pañales. Amé la sencillez y la humildad de ese pueblo. Pero sobre todo crecí como persona, pues los taiwaneses no solo me permitieron conocer de su idioma, de su cultura y de su sentir, sino que al llegar a mi tierra, me dieron la oportunidad de ser empleada, es decir, aplaudieron mi superación personal y profesional, por eso, y muchísimo más, siempre y hasta siempre: ¡Gracias totales, Taiwán!

Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.